domingo, 20 de abril de 2014

POKE CAKE DE CHOCOLATE Y NATILLAS, DESAFÍO DE ABRIL

Buenos días! Por fin 20 y por fin vamos a descubrir todos los poke cakes que hemos hecho en el grupo Desafío en la Cocina. Cuando Carolina mandó el e-mail y nos contó cuál era la receta para este mes, rápidamente me fui a San Google a investigar qué era, y después a Pinterest a ver fotos de algunos para inspirarme.
Tras mi trabajo de investigación puedo resumir que un poke cake es un bizcocho al que se le hacen unos agujeritos antes de que se enfríe totalmente, se le pone un relleno líquido que rellene esos agujeros, y por encima una cobertura con algún ingrediente que le dé un toque crujiente. Y éste es el mío ;)






Para hacerlo preparé un bizcocho de chocolate, lo rellené de natillas y lo cubrí con merengue y pistachos triturados.
Estos son los ingredientes.

Para el bizcocho:
6 huevos
1 yogur
1 vaso de aceite de girasol (el del yogur)
2 vasos de azúcar (la medida del vaso del yogur también)
3 vasos de harina (sí!!! el del yogur!)
1 sobre de levadura en polvo
3 cucharadas de cacao en polvo Torras

Precalentamos el horno a 180º
Batimos los huevos a velocidad alta. Yo en la KA lo pongo al 10. 
Bajamos al 8 y poco a poco y sin dejar de batir, vamos añadiendo el resto de ingredientes en este orden; yogur, aceite, azúcar, harina, levadura y cacao.
El molde que vayamos a utilizar para hornear el bizcocho lo cubrimos con una fina capa de margarina y harina, así se despegará sin dificultad a la hora de sacar el bizcocho.
Vertemos la mezcla y horneamos durante 35-40 minutos o hasta que metiendo una brocheta ésta salga limpia, porque ya sabéis que cada horno es un mundo.

Cuando esté listo lo sacamos y lo dejamos que se enfríe unos 10 mintuos. Después, y utilizando el mango de una cuchara de palo, le hacemos los agujeritos.








Toca hacer las natillas. Necesitamos:
1 sobre de preparado para natillas
1 litro de leche
120g de azúcar

En una taza ponemos el sobre de preparado, el azúcar y un poco de leche, y removemos hasta que esté totalmente disuelto.
Calentemos el resto de la leche y cuando esté a punto de empezar a hervir añadimos la mezcla que teníamos en la taza. No paramos de remover hasta que espese, momento en el que estarán listas y las pondremos por encima de nuestro bizcocho rellenando bien los agujeritos.
Lo dejamos enfriar unos 10 minutos y lo metemos al frigorífico durante un par de horas.

Para hacer la cobertura de merenge y pistachos necesitamos:
7 claras de huevo (yo las utilizo pasteurizadas)
1 y 1/2 taza de azúcar glass
20 pistachos triturados

Batimos las claras a velocidad alta hasta que estén a punto de nieve. Yo en la KA las tengo durante un par de minutos a velocidad 10. 
Después poco a poco y sin dejar de batir, vamos añadiendo el azúcar glass.

Cuando saquemos el bizcocho de frigorífico añadiremos por encima el merengue, extendiéndolo bien con ayuda de una espátula.
Para terminar trituramos los pistachos. Yo lo hago en la Thermomix, 10 segundos a velocidad 7. Pero si no tenéis los podéis meter en una bolsa de plástico con cierre y darles con un rodillo. No veáis lo agustito que se queda una después, es como una terapia anti estrés, jajaja.
Los ponemos por encima del merengue.


Al hacer el corte del bizcocho se debe notar el relleno por dentro. Y no solo visualmente, ya que al probarlo se mezcla el sabor del chocolate con el de las natillas y el merengue, y con ese toque crujiente de los pistachos queda una delicia ;).
Es un dulce bastante trabajoso, pero el resultado merece mucho la pena.






Estoy deseando saber qué poke cakes han hechos mis compis del Desafío. Si queréis echar un vistazo por aquí os dejo el enlace.




Y ahora a esperar para saber qué receta nos espera en mayo. Esta vez será salada!!! Besos ;)

miércoles, 16 de abril de 2014

TORRIJAS DE COCO Y PIÑA COLADA

¡Buenos días! Hoy voy a confesar una cosa. Es un poco fuerte. Voy, me lanzo, a la de una, a la de dos y a la de tres: ¡nunca había hecho torrijas!!! ¿Cómo? Que en un blog en el que el 90% de las recetas son dulces, ¿nunca habían aparecido unas torrijas? Pues efectivamente, así ha sido hasta ahora que le he puesto remedio con estas torrijas de coco y piña colada ;)






Las torrijas tradicionales están buenísimas, ya sean de vino, de leche, de miel... Me encantan. Pero ésas ya las preparan mi madre y mi suegra, y como son insuperables en sabor, yo he decidido innovar e introducir nuevos ingredientes para hacerlas un poco más llamativas.




Para prepararlas necesitamos:
1 litro y 1/2  de leche
110g de azúcar
la piel de un limón (solo la parte amarilla)
2 ramas de canela
35ml de piña colada sin alcohol
4-5 gotas de esencia de coco
4-5 gotas de esencia de piña
1 barra de pan especial para torrijas
4 huevos
canela en polvo
coco rallado

Empezamos calentando la leche junto con 100g de azúcar, la piel del limón y la canela en rama. Lo haremos a temperatura media y dejándolo hasta que comience a hervir. Así poco a poco la leche irá cogiendo el sabor de los otros ingredientes.
Cuando esté listo lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar hasta que coja temperatura ambiente.
Añadimos la piña colada, la esencia de piña y la de coco, y removemos con una cuchara para que se mezcle bien.

En otro recipiente batimos bien los huevos. Añadimos 4 cucharadas de la mezcla que habíamos preparado anteriormente con la leche y la piña colada. Removemos con una cuchara.

Calentamos aceite en una sartén.
Mientras, cortamos la barra de pan.
Vamos mojando las torrijas de una en una, primero en la mezcla de la leche, luego en la de huevo y por último la ponemos en la sartén que teníamos con abundante aceite muy caliente.
Cuando estén doraditas le damos las vueltas para que también se hagan por el otro lado.

Las vamos colocando sobre papel de cocina para quitarles el exceso de aceite.

Por último, en un plato llano ponemos 10g de azúcar, coco rallado y canela en polvo, y las rebozamos en esa mezcla por ambos lados.




Ya estarían listas para comer. Hay gente que se las toma así, tal cual. A mí me gustan empapaditas en la leche, así que le añado un poco:






Y si os gustan muy jugosas, lo mejor es dejarlas de un día para otro dentro de la leche que os ha sobrado, así quedarán muy esponjosas. Besos y que disfrutéis de lo que queda de Semana Santa ;)

lunes, 14 de abril de 2014

HUEVOS DE PASCUA RELLENOS DE BROWNIE

¡Buenos días! ¿Cómo se presenta la Semana Santa? Aprovechando que estamos en Pascua he preparado estos huevos rellenos de brownie ¿Os imagináis que tuviéramos la opción de elegir el relleno de los huevos? Sería genial poder escoger entre brownie, vainilla, chocolate, caramelo.... Pero por el momento no es posible encontrarlos así en las tiendas, así que tendremos que buscarnos la vida para hacerlos en casa ;)





Hace meses vi en el blog La receta de la felicidad una idea estupenda propia de una de las mentes reposteras más privilegiadas de la blogosfera. Y desde entonces he tenido ganas de probarlo en mi cocina a ver qué salía.
El resultado es de lo más sorprendente, muy original. Y la gente cuando los ve se queda con la boca abierta, ¡y no me extraña!






Lo primero que necesitamos es vaciar las cáscaras.
Para hacerlo utilicé un cuchillo con la punta muy fina. En la base del huevo se hace un agujerito, y poco a poco se va agrandando el agujero hasta conseguir que la clara y la yema salgan.
Después hay que limpiar bien las cáscaras tanto por dentro como por fuera. Se llena un bol con agua y sal y se sumergen las cáscaras, que a su vez también tendrán que ir llenas de agua y sal para que no floten.
Pasados 30 minutos se sacan y se ponen sobre papel absorbente de cocina con el agujerito hacia abajo, y se deja hasta que estén completamente secas.
Añadimos unas gotitas de aceite dentro de cada cáscara y la movemos hasta conseguir que cubra todo el interior. Reservamos.

Para preparar el brownie necesitaremos:
200g de chocolate fondant
125g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
3 huevos
200g de azúcar
125g de harina
3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
1 pizca de sal

Para la decoración:
Spray plateado comestible

Precalentamos el horno a 180º.
Metemos la mantequilla en el microondas hasta que se funda. A temperatura máxima unos 10 segundos.
Añadimos el chocolate troceado, y lo volvemos a meter al microondas a temperatura máxima unos 10 segundos. Lo sacamos y removemos con una cuchara hasta que esté totalmente derretido junto con la mantequilla. Si es necesario se pone unos segundos más.
Reservamos.

En otro bol ponemos los huevos y el azúcar, y lo batimos con las varillas a velocidad baja hasta que esté mezclado pero sin llegar a montar los huevos. En la KA yo lo puse a velocidad 2 durante medio minuto.
Añadimos la mezcla que teníamos hecha con la mantequilla y el chocolate, y batimos un poco más.
También añadimos la harina, el cacao en polvo y la sal, y lo batimos unos segundos más a velocidad baja.

Ponemos la mezcla en una manga pastelera y con ayuda de una boquilla vamos rellenando las cáscaras de los huevos casi hasta arriba.
Las colocamos en la base que utilizamos para hornear magdalenas, rellenando los huecos con papel de aluminio para que las cáscaras no vuelquen, y lo horneamos durante unso 20-25 minutos.

Una vez horneados se sacan y se dejan enfriar.
Por último decoramos los huevos por fuera. Yo los pinté con spray plateado comestible.






Es una receta genial para hacer durante Pascua y aprovechar estos días en los que la mayoría tendremos muchas horas libres para experimentar en la cocina ;)
Un beso y felices vacaciones de Semana Santa!

lunes, 7 de abril de 2014

ENSALADA DE PASTA Y SALSA ROSA, Y LA DEGUSTABOX DE MARZO!!!

¡Sí! El buen tiempo por fin ha vuelto y parece que esta vez es para quedarse. Cuando empieza a hacer calor las ensaladas se vuelven mucho más apetecibles y se nos ocurren muchas más ideas para prepararlas.
Para estrenar la temporada de ensaladas he preparado ésta de pasta y salsa rosa.






Para hacer la salsa he utilizado uno de los productos de la Degustabox de marzo, la mayonesa ligera Ybarra. Un mes más ha llegado la Degustabox a mi casa. Es como cuando llegan los Reyes Magos con un regalito y  no sabes lo que puede ser. Es la sensación que tengo cada vez que llega la caja y la abro, descubriendo poco a poco todos los productos que trae.


















Este mes incluye productos ya conocidos y otros que son nuevos lanzamientos, y en su contenido podemos encontrar las siguientes marcas: Inés Rosales, Susaron, Tampico, Pompadour, Litoral, Ybarra, Espuña. Fibretten y La Chinata.
Si queréis más información podéis acceder a la página de Degustabox pinchando aquí. O a su Facebook en este enlace. O si lo preferís, a su twitter pinchando aquí, utilizando el usuario @Degustabox.

La Degustabox cuesta 14,99 €, pero si utilizáis el código  HN2MF, tan solo serán 9,99€ gastos de envío incluidos. ¿Os vais a animar? La verdad es que es una caja bastante divertida ;)


Para preparar la ensalada necesitamos:
lechuga lavada y cortada
25g de pasta. Yo utilicé tiburones del nº 0
3 palitos de surimi
1/2 manzana
2 lochas de pavo
pan tostado
3 hojas de albahaca 

Para la salsa:
4 cucharadas de mayonesa ligera Ybarra
5 cucharadas de ketchup
1 chorrito de salsa de soja
5 gotas de tabasco

Empezamos hirviendo la pasta en abundante agua con un chorrito de aceite y un poco de sal. Cuando esté lista la sacamos y escurrimos.
Ponemos la lechuga en un plato, y por encima colocamos la pasta, el surimi, la manzana, el pavo y el pan tostado.

Para preparar la salsa mezclamos todos los ingredientes y removemos hasta que estén integrados.
Colocamos por encima de la ensalada y terminamos cortando en pedacitos las hojas de albahaca y poniéndolo por todo el plato.




Fácil y de lo más apetecible ahora que el buen tiempo parece que ha venido para quedarse. Un beso!

jueves, 3 de abril de 2014

CUPCAKES DE MIEL Y LIMÓN, AL ESTILO THE HUNGRY BEAR

Yo soy un poco gocha. Bueno, confieso que con el dulce soy muy muy gocha. Y cuando viajo me encanta disfrutar de las gastronomía de los lugares que visito. En Los Angeles tuve la suerte de poder probar unos cupcakes de miel y limón en el restaurante The Hungry Bear, dentro de un parque Disney. Y desde que le pegué el primer bocado no podía dejar de pensar una cosa: ESTO LO TENGO QUE HACER YO EN CASA!!!




Estaban tan ricos, tan ácidos por el curd de limón y a la vez tan bien equilibrados con el sabor de la miel, todo acompañado de una esponjosa magdalena, que cada vez que pensaba en ese cupcake se me hacía la boca agua. Es lo que tiene ser tan gocha!!!
Así que en cuanto he tenido la oportunidad me he lanzado a probar en casa y ver qué salía. Y bueno, tan rico tan rico como el del restaurante no estaban, pero no han quedado nada mal ;)




Para hacer 24 unidades necesitamos:
Para las magdalenas:
6 huevos
un yogur de limón de 125 ml
aceite de girasol: el vaso del yogur
azúcar: dos vasos del yogur
harina: tres vasos del yogur
1 sobre de levadura
curd de limón

Para la buttercream de miel:
250g de mantequilla a temperatura ambiente
3 tazas de azúcar glass
5 cucharadas de miel

Para decorar:
azúcar de color amarillo
semillas de amapola
O lo que tengáis por casa...

Precalentamos el horno a 180º.
Batimos los huevos a velocidad alta. En la KA yo lo pongo al 8. 
Bajamos a velocidad 6, y poco a poco y sin parar de batir vamos añadiendo el yogur, el aceite, el azúcar, la harina y la levadura.
Repartimos la mezcla en las cápsulas de papel y horneamos durante 25-30 minutos. O hasta que pinchándolos con una brocheta ésta salga limpia (porque ya sabéis que cada horno es un mundo y necesita más o menos tiempo...)

Cuando estén horneados y se hayan enfriado, con ayuda de un cuchillo, les sacamos un poco de bizcocho y dejamos un agujerito en medio del cupcake. Ese agujero lo vamos a rellenar con el curd de limón.

Preparamos la buttercream de miel.
Batimos a velocidad alta la mantequilla, y cuando sea una cremita vamos añadiendo poco a poco y sin dejar de batir el resto de ingredientes: el azúcar glass y la miel.
La metemos en una manga y decoramos los cupcakes.

Por último espolvoreamos un poco de azúcar de color amarillo y unas semillas de amapola por encima. Yo lo puse así para imitar el color de las abejas, por lo de la miel ;)






Ese cupcake me marcó, creo que está entre mis cupcakes favoritos del mundo mundial. Y me veo en la obligación de ir a comerlo de nuevo la próxima vez que vaya a EEUU. 
Pero mientras tanto, por lo menos podré disfrutar de algo "similar" en mi propia casa. Qué felicidad! ;)
Besos y nos vemos con la siguiente receta.

domingo, 30 de marzo de 2014

TARTA DE CHOCOLATE Y OREO, AL ASALTO!!!

Cuidado bloggers del mundo porque hoy es el último domingo del mes de marzo y toca asalto!!! El blog cuya cocina ha sido vaciada este mes es Postres originales. He dado muchas vueltas hasta decidir qué receta iba a robar y finalmente me decidí por esta tarta de chocolate y Oreo, y no me he equivocado, que combinación tan rica. Se me hace la boca agua solo de pensar en ella :D








Aprovechando que el día 24 fue mi cumpleaños (sí sí, 34 años me han caído. Bueno, en realidad me ha caído solo 1, pero si sumo todos ya hacen un total de 34), pues me lancé a prepararla para el postre. Bien es cierto que dicen que no es bueno experimentar con recetas nuevas justo el día que tienes invitados a comer en casa. Pero la vida del blogger es muy dura y rara vez repetimos recetas (todo por el blog!!!). Pero de los sacrificios que hacemos los bloggeros cocineros ya hablaremos más extensamente en otra entrada ;)







He modificado las cantidades de algunos ingredientes de la receta original para que me saliera una tarta más grandecita.

Para hacer esta pedazo de tarta que está que "quita el sentío" yo utilicé:
Para la base:
300g de galletas Oreo
100g de margarina sin sal

Para el relleno:
400ml de nata para montar
400g de chocolate negro fondant Torras 
100g de margarina sin sal

Para decorar: alguna galleta Oreo más y sprinkles de colores

Empezamos preparando la base. Hay que triturar las galletas Oreo. Yo lo hice en la Thermomix, 12 segundos a velocidad 10. 
Derretimos la mantequilla en el  microondas y la mezclamos bien con las galletas trituradas utilizando una cuchara.
Utilizamos esta mezcla como base de nuestra tarta, presionando para que quede lisa. El molde donde lo hagamos debe ser desmontable. Yo utilicé uno redondo de 20cm de diámetro. Lo metemos al congelador mientras vamos haciendo el resto.

Preparamos el relleno. Ponemos la nata en un cazo y la llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y vamos añadiendo el chocolate negro troceado y la mantequilla. Lo dejamos reposar unos 3-4 minutos, y removemos hasta que forme una crema.

Sacamos el molde que teníamos metido en el congelador y ponemos por encima la mezcla de nata, chocolate y mantequilla. 
Adornamos con pedacitos de Oreo y con sprinkles.
Dejamos que se enfríe un poco, unos 20-30 munutos, y la metemos al frigorífico al menos durante 2 horas. Después ya estaría lista para comer pero es recomendable dejarla de un día para otro en el frigorífico (si aguantáis!!!)





Es un vicio! Una tarta muy contundente y que llena bastante, pero está tan rica que una vez que empiezas cuesta parar ;)

Y ya sabéis cuidadín que cualquier día de estos el blog asaltado puede ser el vuestro!!! Besos



martes, 25 de marzo de 2014

FRESAS CON CHOCOLATE

Estamos en plena temporada de fresas y me he dado cuenta que las estoy aprovechando poco, muy muy poco para hacer postres. Así que el otro día cuando hice la compre, me lancé de cabeza a coger una caja de fresones. Además tenían una pinta tan estupenda que no había manera de resistirse a la tentación ;)




Luego una vez en casa tocó el momento improvisación, ¿qué hago con ellos?
Como el tiempo libre no me sobraba precisamente, pensé en una receta rica, sana y rápida de preparar, y además un clásico: fresas con chocolate. 




Como tenía en casa chocolate Torras con frutas del bosque, aproveché para probar qué tal quedaba con unas fresas. Y el resultado fue espectacular, riquísimo ;)

Necesitamos: 
20 fresones
2 tazas de chocolate con frutas del bosque, de la marca Torras
2 cucharadas de margarina
palitos de brocheta

Lavamos, secamos las fresas y cortamos el rabito.
Derretimos el chocolate con la mantequilla en el microondas, sacándolo y moviéndolo con una cuchara cada poco tiempo para evitar que se queme.
Una vez derretido, pinchamos las fresas con los palitos y las sumergimos en el chocolate.
Las colocamos sobre una hoja de papel vegetal y las dejamos secar hasta que el chocolate endurezca.




Cuidadito que son un vicio, una vez que empiezas es imposible parar. Eso sí, no encuentro una forma más dulce de comer fruta ;)
Besos!!!
 

Blog Template by YummyLolly.com