lunes, 28 de julio de 2014

PINK LEMONADE. LITERALMENTE, LIMONADA ROSA ;)

¿Alguna vez habíais visto limonada rosa? Yo me encontré por primera vez con esta bebida en EEUU, donde se la conoce como pink lemonade. La probé y me gustó. De vuelta en casa y trasteando por Pinterest vi cientos de fotos preciosas-fabulosas-maravillosas-magníficas-alucinantes de pink lemonade.¡Todos los adjetivos a la vez! Y es que la gente hace unas fotos geniales incluso de una limonada ;)











Bueno, que me lío. El caso es que después se me olvidó, la pink lemonade no volvió a aparecer por mis pensamientos hasta que un día fuimos a pasear por el centro de Madrid y acabamos comiendo en un restaurante Peggy Sue. Allí, entre el resto de bebidas, estaba la opción de pedir una pink lemonade, y por supuesto, me la pedí ;)





Como una no puede estar todos los días yendo y viniendo a Madrid a tomar limonada (sería extraño recorrer 120 km al día para hacer eso, más que extraño incluso preocupante y digno de ser analizado por una experto en la materia...) pues me propuse hacerla en casa. Éste ha sido el resultado :D





Para preparar pink lemonade necesitamos:
1 litro de agua
3 limones
80g de azúcar
1 cucharadita de granadina
unas hojas de menta (opcional)

Exprimimos tres limones en el agua, colándolo para que sólo caiga el jugo. Añadimos el azúcar y removemos con una cuchara hasta que esté totalmente disuelvo.
Añadimos la granadina y removemos un poco más hasta que coja ese color rosa que la caracteriza.
Esto es opcional pero si queremos se pueden poner unas hojitas de menta para darle un toque todavía más refrescante ;)

¿Fácil, no? Pues bien fresquita es ideal para tomar al borde de la piscina mientras pasamos las tardes de verano.







En mi proceso de investigación para localizar la receta de pink lemonade he leído que la última moda es hacerla añadiendo algún tipo de bebida alcohólica. Y no seré yo la que se quede sin probarla ;) 
Ya os iré informando, jajaja. 
¡Un beso y a disfrutar del veranito!

martes, 22 de julio de 2014

CAKE CUPS DE ZANAHORIA

Una nueva moda repostera que poco a poco va entrando en nuestras cocinas y en nuestros blogs. Los cake cups son una forma diferente de presentar un pastel o tarta utilizando un vaso o tarro transparente en el que se aprecian perfectamente las diferentes capas que lo componen.
Están muy unidos a los mug cakes, aunque en este caso se hace en una taza, el contenido no se ve completamente y en la mayoría de los casos se hornean dentro de la propia taza o mug.






Como casi todas las modas reposteras ambos tienen su origen en EEUU. Ahora la pregunta es si los cake cups y los mug cakes ¿han venido para quedarse como ha ocurrido con los cupcakes? ¿o serán una moda más pasajera como ha pasado por aquí con los cronuts y otros dulces?
Sólo el tiempo lo dirá, pero mientras ese tiempo pasa yo me voy a entretener preparándolos y comiéndomelos :D

Esta vez empiezo con unos cake cups de zanahoria. Pero aviso, mi cabeza ya está maquinando para experimentar también con los mug cakes, para que luego no nos pille a nadie por sorpresa ;)






Para hacer 12 tarritos necesitamos:
400g de zanahorias
3 huevos
300g de azúcar
1 vaso de yogur lleno de aceite de girasol
300g de harina
1 sobre de levadura
una pizca de sal

Para la crema de queso y Nocilla:
250g de mantequilla a temperatura ambiente
3 tazas de azúcar glass
1 taza de queso crema
6 cucharadas de Nocilla de almendras

Azúcar de color verde para decorar


Precalentamos el horno a 180g
Necesitamos que salgan dos planchas de bizcocho para luego cortar los círculos, por lo que cogemos dos moldes rectangulares. Yo utilicé dos desechables de aluminio. Se les pone una fina capa de mantequilla y se espolvorea un poco de harina, para así evitar que el bizcocho se pegue

Lavamos, pelamos y trituramos las zanahorias. Yo lo hago en la Thermomix, 7 segundas a velocidad 8 con 3 toques de turbo. Las reservamos.

En el vaso de la batidora ponemos los huevos y el azúcar, y batimos durante 1 minuto a velocidad rápida. Yo en la KA lo pongo al 8.
Bajamos a velocidad 6 y añadimos el aceite.
Sin para de batir y poco a poco vamos añadiendo la harina a cucharadas, el sobre de levadura y la pizca de sal.

Dejamos de batir, añadimos la zanahoria triturada y movemos bien con una cuchara.

Distribuimos la mezcla en los moldes rectangulares y horneamos durante 25-30 minutos o hasta que metiendo una brocheta ésta salga limpia.
Una vez horneado lo sacamos y dejamos enfriar. 

Mientras se enfría podemos ir haciendo la buttercream de queso y Nocilla.

En el vaso de la batidora ponemos la mantequilla en cuadrados y batimos a velocidad alta hasta que se forme una crema, utilizando el accesorio de espátula.
Poco a poco y sin dejar de batir añadimos las tazas de azúcar, la de queso y la Nocilla.
Ponemos la crema en una manga pastelera.

Ya podemos montar nuestros tarritos.
Con un cortador de galletas con forma de círculo vamos cortando el bizcocho. Colocamos un círculo de bizcocho dentro del tarro, una capa de buttercream, otra capa de bizcocho y para terminar otra de buttercream con un poco de azúcar verde por encima.
Repetimos hasta tener hechos todos los vasitos o cake cups ;)






Esta es la receta que aporto al Reto Color y Sabor de temporada , que para este mes la verdura a elegir era la zanahoria, y queda genial para hacer dulces ;)




Muchos besos!

jueves, 17 de julio de 2014

STREUSELKUCHEN DE CEREZAS

Desde que hice en streuselkuchen de manzana, tenía claro que lo iba a repetir cambiándole la fruta. Que el complicado nombre de este dulce típico alemán no os intimide porque su preparación es muy sencilla y el resultado bueísimo ;)
Y más si lo hacemos con cerezas aprovechando que todavía están de temporada.




Queda un bizcocho riquísimo, con la parte de arriba crujiente por la harina, la mantequilla y el azúcar moreno, y la parte de abajo jugosa y dulce por las cerezas.
¿Os animáis a encender el horno y prepararlo? 




Ingredientes para la masa:
3 huevos
1/2 yogur natural
aceite de girasol: 1/2 vaso del yogur
azúcar: 1 vaso de yogur
harina: 1 vaso y 1/2 de yogur
1/2 sobre de levadura
1 cucharadita de extracto de vainilla

300g de cerezas

Ingredientes para el streusel:
2 cucharaditas de canela
1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
60g de azúcar moreno pulverizado
80g de harina
80g de mantequilla muy fría
2 cucharadas más de azúcar moreno


Precalentamos el horno a 190º
Batimos bien los huevos a velocidad alta. 
Bajamos la velocidad un poco y sin dejar de batir añadimos el yogur. Cuando esté integrado vamos añadiendo poco a poco y sin dejar de batir el resto de ingredientes en este orden: el aceite, el azúcar, la harina, la levadura y la vainilla.

El molde donde vayamos a hornearlo lo cubrimos con una fina de capa de margarina y harina, así evitaremos que se pegue cuando queramos cortar el bizcocho.

Vertemos la mezcla en el molde.

Lavamos unas 15 cerezas. Las cortamos por la mitad y le quitamos el hueso. Las distribuimos por la masa. Como pesan acabarán en el fondo del molde. Reservamos.

Vamos preparando el streusel.
Trituramos los 60g de azúcar moreno hasta que se quede pulverizado. En la Thermomix lo pongo 4 segundos a velocidad 10. Reservamos.

Lavamos el resto de cerezas, quitamos los huesos y las troceamos en pedazos pequeños. Las ponemos en un recipiente junto con la canela, el jengibre y 2 cucharadas del azúcar moreno pulverizado. Lo mezclamos bien con una cuchara y lo ponemos en el molde de la tarta sobre la masa que habíamos preparado antes.

En otro recipiente ponemos lo que nos quede de azúcar moreno pulverizado, la mantequilla muy fría y la harina. Vamos deshaciendo la mantequilla con los dedos, mezclándola a la vez con el azúcar y la harina, hasta conseguir que quede como si fueran migas.
Lo ponemos en el molde donde lo vamos a hornear todo, en la parte de arriba y distribuyéndolo por toda la superficie.
Para terminar, añadimos las dos cucharadas de azúcar moreno sin pulverizar y lo metemos al horno unos 40-50 minutos o hasta que pinchándolo con un palito de brocheta éste salga limpio.




Queda buenísimo. Esta vez, al igual que cuando lo preparé de manzana, lo llevé a un cumpleaños y a todos nos gustó mucho. Así que ya estoy pensando de qué fruta haré el siguiente ;)
Un beso!

lunes, 14 de julio de 2014

GRATÍN DE PATATAS CON CALABACÍN Y QUESO

Mira que soy fan de las patatas y las he preparado de cien maneras diferentes, pero nunca las había hecho en versión gratín, también conocidas como patatas gratinadas. Y ahora al probarlas me doy cuenta de que he estado perdiendo el tiempo durante 34 años, están riquísimas ;)






Las patatas así preparadas son ideales tanto como primer plato o como guarnición de una carne o un pescado. Me han gustado tanto que veo un montón de posibilidades.
Esta vez las hice con calabacín y cabrales, pero estoy deseando probarlas con un poco de salmón ahumado o con unas tiras de bacon entre capa y capa... Se me hace la boca agua solo de pensarlo!






Vamos con los ingredientes para cuatro personas:
400g de patatas
200g de calabacín
20g de cebolla
1 cucharada de margarina
100 ml de nata para cocinar
50g de leche
20g de queso con sabor fuerte. Yo utilicé Cabrales
Sal con ajo, perejil y albahaca de Sal Costa (La descubrí gracias a la última Degustabox ;) )


Precalentamos el horno a 210º
Pelamos las patatas y las cortamos en láminas muy finas.
Hacemos lo mismo con el calabacín.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con la margarina. Cuando esté lista añadimos añadimos la nata, la leche, la sal con ajo, perejil y albahaca y el queso troceado, y dejamos que hierva todo junto durante un par de minutos.

Cubrimos con una fina capa de margarina los recipientes donde lo vayamos a hornear.
Ponemos una capa de patatas, otra de calabacín, otra de patatas, otra de calabacín... así hasta completar el recipiente. Y añadimos la mezcla que teníamos hecha con la cebolla, la nata, la leche y el queso, distribuyéndola por igual en cada uno de ellos.

Lo metemos a hornear durante 45 minutos aproximadamente.





Al sacarlo veréis que las patatas y el calabacín están hechos y jugosos, y que todo tiene un toque de sabor a queso, cebolla y a albahaca.
Ya os digo que no creo que tarde en repetirlas. Un beso!

miércoles, 9 de julio de 2014

CUPCAKES DE CEREZAS Y GINEBRA, VIVA EL VERANITO!

No sé si lo que estamos viviendo se puede calificar realmente como verano. Unos días hace calor pero no mucho, como si fuera primavera. Otros días hace más frío que calor, como si fuera otoño. De la piscina ni hablamos porque si meterte en ese agua tan fría es un suplicio, no te quiero ni contar cuando sales... Vivo pegada a una chaquetilla, tanto en casa como fuera, y siempre llevo la misma porque el resto las guardé con la "ropa de invierno", por lo que me estoy planteando volver a cambiar la ropa del armario. Y lo peor... todavía duermo tapada con la funda nórdica, sí sí ;)






Esas son las desventajas. Pero yo confieso que a mí esta temperatura me encanta porque puedo salir a pasear por las tardes sin volver a casa roja como un cangrejo, cierro la ventana por la noche y evito que el ruido de la calle esté continuamente desvelándome, y además... puedo hornear sin sufrir un golpe de calor en la cocina! Yupi!!! :D




Así que aprovechando estas circunstancias, me he puesto las pilas y he preparado estos cupcakes de cerezas y ginebra, no sea que de aquí a dos días llegue el calor de golpe y tengamos que salir huyendo de la cocina ;)

Para preparar 24 cupcakes necesitamos:
6 huevos
1 yogur
aceite de girasol: la medida del vaso del yogur
azúcar: 2 vasos del yogur
harina: 3 vasos del yogur
1 sobre de levadura
5 gotas de esencia de cereza
4 cucharadas de ginebra
200g de cerezas

Para la buttercream:
250g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
4 tazas de azúcar glass
1 cucharada de Meringe Powder
2 cucharadas de ginebra
5 gotas de esencia de cereza

Precalentamos el horno a 180º
Batimos los huevos a velocidad muy alta, con la KA yo lo pongo al 10. Bajamos al 8, y poco a poco y sin dejar de batir, vamos añadiendo el resto de ingredientes en este orden: el yogur, el aceite, el azúcar, la harina, la levadura, la esencia y la ginebra.
Lavamos las cerezas, quitamos los huesos y las troceamos en pedacitos muy pequeños. Se lo añadimos a la masa y removemos bien con una cuchara.
Distribuimos la masa en las cápsulas de papel y horneamos unos 25-30 minutos o hasta que metiendo una brocheta ésta salga limpia.
Cuando estén listos los sacamos y los dejamos enfriar.

Mientras se enfrían prepararos la buttercream.
Ponemos la mantequilla troceada en el vaso de la batidora a velocidad alta, y mezclamos hasta que se forme una crema.
Poco a poco y sin dejar de batir vamos añadiendo el resto de ingredientes en este orden: el azúcar glass, el Meringe Powder, la ginebra y la esencia.
Lo metemos en una manga y decoramos los cupcakes.

Yo los terminé poniendo un poco de azúcar de color morado encima.




Estos cupcakes están en mi categoría de "cupcakes alcohólicos". No son muy fuertes, pero llevan ese toquecillo que los hace diferentes. No es mi primer experimento con las bebidas alcohólicas en los postres porque anteriormente ya preparé estos cupcakes de tequila y estos de ron-cola , pero siempre quedan ricos y en mi casa triunfan, por lo que en cuanto tenga un ratito probaré con otra de las botellas que están por casa y a ver qué sale.
Que disfrutéis de este verano rarito que estamos teniendo. ¡Un beso!

lunes, 7 de julio de 2014

GALLETAS DE CHOCOLATE Y FRUTOS SECOS

Aunque dé una pereza tremenda encender el horno con el calor que estamos pasando, no puedo resistir la tentación si la finalidad es hacer algún dulce. Y sobre todo si es para hacer galletas! Luego las tengo para los desayunos y las meriendas, así que el esfuerzo merece la pena ;)
Y como salen bastantes no me lo pensé mucho y me puse a prepararlas.




La masa es muy muy fácil de hacer y no tardan mucho en hornearse.
Os pongo la receta por si os animáis.


Necesitamos:
250g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
150g de azúcar moreno
230g de azúcar
2 huevos tamaño XL
1 cucharadita (tsp) de vainilla
460g de harina
1 cucharadita (tsp) de bicarbonato
1 cucharadita (tsp) de sal
100g de gotas de chocolate
200g de frutos secos. Esta vez puse un preparado que venden en el super donde viene coco seco, plátano, pasas...


Precalentamos el horno a 180º

En un recipiente ponemos la harina, el bicarbonato y la sal, y lo mezclamos todo con una cuchara.

En el vaso de la batidora ponemos la mantequilla en cuadraditos junto con el azúcar moreno y el azúcar normal. Con las varillas lo batimos bien hasta que se forme una crema Con la KA yo lo tuve 3 minutos a velocidad alta.

Cambiamos las varillas por el batidor plano, lo ponemos a velocidad 4 y poco a poco y sin parar de batir vamos añadiendo los dos huevos y la vainilla. Cuando todo esté bien integrado, sin parar de batir y a la misma velocidad, vamos añadiendo de cucharada en cucharada la mezcla que teníamos hecha con la harina, el bicarbonato y la sal.
Después añadimos el chocolate y los frutos secos y batimos un minuto más.

La masa ya está lista.
Ponemos una lámina de papel vegetal sobre la bandeja del horno y colocamos 6 bolitas hechas con nuestra masa. Las ponemos separadas porque al hornear aumentarán de tamaño.
Las metemos al horno durante 20-25 minutos. 
Pasado ese tiempo las sacamos con la bandeja, las dejamos enfriar 5 minutos y luego las colocamos sobre una rejilla para que enfríen totalmente.




Estarían listas para comer. Lo único que yo os aviso, son un vicio y cuando empiezas con una ya no puedes parar. Así que después nos va a tocar ir a la piscina a hacer unos largos para bajar esas calorías extra ;)
¡Un beso!

lunes, 30 de junio de 2014

CUPCAKES DE MANZANA. ¡Y LLEGÓ LA DEGUSTABOX!

Hola! Seguro que muchos estáis ya de vacaciones, ¡qué afortunados! Yo este verano, como casi todos, lo voy a pasar trabajando y en casita. Es lo que tiene irse de vacaciones en primavera y otoño, que en verano cuando todo el mundo se va a mí me toca pasar calor en casa. Así que para hacerlo más llevadero, como en años anteriores, me entretendré haciendo recetas nuevas como estos cupcakes de manzana ;)






El verano en casa se hace todavía más llevadero el día que llega la Degustabox. Eso de recibir la caja y no saber lo que te vas a encontrar dentro hasta que la abres es muy emocionante y divertido.
En la caja de este mes vienen productos de Sal Costa, Zenpure, Hornimans, Recondo, Isabel, Nescafé, Aneto, Lay´s, Moho y Kellog´s.




Si queréis más información de la Degustabox podéis entrar en su página pinchando aquí, en su Facebook pinchando aquí, o en su Twitter con el usuario @Degustabox.
La caja cuesta 14,99€, pero si utilizáis el código 3EFCZ sólo os costará 9,99 € incluyendo los gastos de envío ;)

Este mes me he encontrado con un montón de productos que no conocía, así que aquí ando probándolos todos. El primero ha sido la botella de Green Apple de la marca Moho. No sabía lo que era, y al abrirla y probarla vimos que es una bebida espumosa tipo sidra con un sabor a manzana buenísimo, por lo que nos decidimos hacer estos cupcakes.





Para 12 unidades necesitamos:
3 huevos XL
1/2 yogur natural
aceite de girasol: la medida de 1/2 vaso del yogur
azúcar: la medida de 1 vaso del yogur
harina: la medida de 1 y 1/2 del yogur
1/2 sobre de levadura en polvo
2 cucharadas de Green Apple de Moho
1 manzana troceada
2 cucharadas de canela

Para la buttercream:
125g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass
1/2 cucharada de Meringue Powder 
1 cucharada de Green Apple de Moho
1/2 cucharada de canela

Para decorar utilicé azúcar de color verde y sprinkles con forma de bolita.

Empezamos precalentando el horno a 180º
En el vaso de la batidora ponemos los huevos y los batimos a velocidad alta durante un par de minutos. En la KA lo pongo al 10 utilizando las varillas.
Bajamos un poco la velocidad, yo la dejo al 8, y poco a poco y sin parar de batir vamos añadiendo el resto de ingredientes en este orden: el yogur, el aceite, el azúcar, la harina, la levadura y el Green Apple.
Paramos de batir y añadimos la manzana troceada en pedacitos pequeños junto con la canela, lo movemos bien con una cuchara y distribuimos la mezcla en las cápsulas de papel. Lo metemos a hornear aproximadamente 20-25 minutos o hasta que pinchando con una brocheta ésta salga limpia, porque ya sabéis que cada horno es diferente.

Una vez hechos los sacamos del horno y los dejamos enfriar. 
Mientras preparamos la buttercream.
En el vaso de la batidora se pone la mantequilla troceada y se bate a velocidad rápida con el accesorio de la pala hasta que se forme una crema. En la KA yo lo pongo al 10 y tarda medio minuto aproximadamente. 
Poco a poco y sin dejar de batir vamos añadiendo el azúcar glass, el Meringue Powder, el Green Apple y la canela.

Se mete en una manga pastelera y se decoran los cupcakes.
Para terminar se pone un poco de azúcar verde y las bolitas de colores.





El Green Apple le da un sabor diferente tanto a la magdalena como a la buttercream, así que seguro que vuelvo a repetirlos. Los llevé a un cumpleaños y fueron un éxito ;)
¡Un beso!
 

Blog Template by YummyLolly.com