miércoles, 11 de noviembre de 2015

MIS COMIDAS EN JAPÓN: SALADO

Lo prometido es deuda! Este año he tenido la graaaan suerte de poder visitar Japón en dos ocasiones, en mayo y en octubre. Una buena selección de los hoteles, coger vuelos de oferta, y sobre todo, organizarlo yo misma para evitar comisiones de agencias de viajes, ha permitido que hayamos podido disfrutar de esta país dos veces ;)
Algo más de un mes, tiempo en el que hemos probado muchas comidas típicas japonesas.







Como es normal algunas cosas nos han gustado mucho, otras no tanto y otras (aunque las menos), nada de nada. En mucho casos son sabores diferentes o ingredientes que no conocíamos, y al lanzarnos a la aventura unas veces ha salido bien y otras mal ;)
En general nos ha parecido que llevan una dieta muy sana, mucho arroz, verduras y pescado, y que cocinan con muy poca grasa salvo casos excepcionales como las tempuras.
¡Y los dulces! De colores e ingredientes sorprendentes, muchos con té verde y judías rojas, y en general menos golosos y calóricos que los que consumimos aquí habitualmente.

Como tengo taaaantas fotos he pensado hacer una entrada con las cosas saladas y otra con los parques temáticos y cosas dulces ;)

Unas anécdotas para que veáis que ir a Japón por vuestra cuenta es más fácil de lo que puede parecer gracias a que los japoneses tienden a facilitarse mucho la vida.
En la puerta del 99% de los restaurantes hay reproducciones de todos los platos del menú para que elijas. Tal cual está en el escaparate, así será tu plato.


Nada más sentarte en la mesa te pondrán agua o té de manera gratuita, en todos todos los restaurantes. Están pendientes continuamente y te lo van rellenando. En ocasiones te dejan la jarra de agua o la tetera para que te sirvas tú mismo.


Tras pedir no suelen tardar mucho en traer la comida, unos 10 minutos a lo máximo. Y nada más dejarte los platos te dejarán también la cuenta. La ponen en el borde de la mesa de tal forma que cuando terminas de comer la coges, vas a la caja a pagar y te vas. Pagas dejando el dinero sobre una bandeja y las vueltas te las darán en la mano.
Y muy importante!!!! No admiten propinas, allí está muy mal visto. Que maravilla, no? :D



Comer con palillos: es algo que se nos da realmente mal, jajaja. Tardamos en comer el doble que ellos, y las calorías que gastamos en coger la comida es proporcional a las que ingerimos ;)
Pero en la mayoría de los sitios es lo que hay, y al final con mucha paciencia siempre hemos conseguido comer y no pasar hambre.
En ocasiones había cubiertos como podéis ver en la foto superior. Pero nos los encontramos en muy pocas ocasiones ;)


¿Empezamos con lo salado?
Nos ha sorprendido muy gratamente los platos de curry. Es muy picante, sobre todo en la zona de Kyoto. Lo acompañan con pechugas de pollo, ternera, gambas, langostinos en tempura, lo mezclan con arroz y lo envuelven en una especie de tortilla... Y normalmente lo acompañan con algún encurtido, suponemos que para aliviar el picante.
Deciros que el curry nos gustó tanto que hemos vuelto con unas cajitas de preparado en la maleta ;). Cuando se nos termine investigaremos la forma de hacerlo casero, porque seguro lo vamos a echar de menos.






Para nosotros son los reyes de las comidas en tempura. Sobre todo el pescado, les queda delicioso






Encurtidos: encurten muchísimas verduras: pepinos, remolacha, zanahoria... ¡incluso lechugas! En los mercados es posible encontrar encurtidos envasados al vacío para traértelos a casa en cómodos sobres que después envuelven en unas telas preciosas. Lo que os digo, los japoneses son muy prácticos ;)



Por supuesto probamos el sushi. Hay restaurantes de platos giratorios, de mesa, y bandejas riquísimas que puedes comprar en los combinis.


Aclaro que los combinis son mini tiendas, abiertas normalmente las 24 horas, donde puedes encontrar desde cosméticos a revistas, pasando por comida envasada y preparada. Ofrecen más servicios como venta de entradas o envío de maletas... Así que os podéis imaginar, los chicos que trabajan en ellos saben de un montón de cosas. Los más conocidos son 7-Eleven, Family Mart y Lawson. Están en casi cualquier calle.
Nosotros muchas noches comprábamos la cena en uno de estos combinis y la llevábamos a la habitación del hotel.
Además de sushi venden ensaladas, bentos, dulces, corn dogs recién hechos, buns al vapor rellenos...




Cadenas de comida rápida. Sí, en Japón también hay McDonalds, Burger King, Taco Bell, KFC... Y además tienen sus propias cadenas como Mos Burguer o Lotteria.
Mucha de la comida es como la de aquí, pero también tienen productos que aquí no los encontramos como las riquísimas hamburguesas de gambas o de arroz.






Y sin duda lo más original, la auténtica hamburguesa negra de Burger King que comenzó a comercializarse allí el año pasado y que es mucho más negra que la de España, hasta el queso es negro


Bebidas! Lo que nos gustó mucho de Japón fue el tema de las vending machines, máquinas distribuidoras de bebidas que puedes encontrar en casi cualquier calle del país.
Además las bebidas son de lo más originales. Nosotros hemos probado inventos como la Fanta de uva, de melón, bebida refrescante con pedazos de gelatina, agua con sal, agua sabor fresa y frambuesa, agua con lichis, Coca Cola Life hecha con stevia en lugar de con azúcar, y agua sabor tomate!!!!... Y cuando el calor aprieta no sabéis lo bien que viene una bebida fresquita.







La mitad de las máquinas son de café. La variedad es tremenda y como nos dio por probar todos os diré que en términos generales estaban bastante decentes ;)



También hay máquinas de cerveza. Allí la lata de medio litro está en casi cualquier lado, son más fáciles de encontrar que las de 0,33cl.
Hay muchas marcas de cervezas (Sapporo, Suntory, Asahi, Kirin...) que a su vez comercializan diferentes variedades de cerveza. Por ejemplo, en octubre probamos una edición especial Halloween con sabor a calabaza, y estaba buenísima.





A los japoneses les encanta el tema de las ediciones limitadas. No sólo la de calabaza, también probamos una especial Navidad.
Y al estar tan cerca de Halloween estaban vendiendo una serie especial de Pepsi con sabor a cereza, envasada en botellas con diferentes decoraciones. Mmmmm, creo que me he traído casi toda la colección, eran monísimas jajaja



Y ya que estamos con las bebidas hablemos un poco del sake, esa bebida hecha a partir de arroz. No la habíamos probado nunca y un día después de comer nos lanzamos a pedir unos chupitos. La chica nos preguntó "cold or hot?" Mmmmm, como no teníamos ni idea dijimos que uno de cada... Bueno, nos dejamos la mitad, demasiado fuerte, jajaja. Nos recordó al licor de hierbas pero mucho más amargo aunque igual de intenso. De elegir nos quedaríamos con el frío, el caliente fue demasiado para nosotros, jajaja.


Los bentos! Son como bandejas de platos preparados en las que va un poco de todo: arroz (que no puede faltar), pescado, carne, algas, tofu... E incluso a veces algo dulce.
Nosotros los comprábamos en las estaciones de trenes para llevárnoslos a alguna excursión o para ir comiéndolos en el tren bala. Allí es de lo más normal ir comiendo en el tren, los japoneses lo hacen de manera habitual y nosotros intentamos imitar la costumbre :D
Además, como son tan detallistas, hasta las cajas son monas


Udon y ramen. Esto es lo que más abunda por allí, restaurantes donde te ponen un bol con ramen (fideos finos de arroz) o udon (fideos de arroz más gruesos), acompañados normalmente de una rica sopa de miso, algas, carne o pescado en tempura. Están muy muy ricos.
En casi todos los restaurantes suelen darte la opción de pedirlos acompañados de arroz o encurtidos, formando lo que ellos llaman sets. Y merece la pena por el precio y porque oye, a nosotros todo nos sabía rico y teníamos ganas de probar cosas :D







También son muy conocidas las bolas de pulpo, un pedacito de pulpo marinado envuelto y frito en una masa buenísima


Y por supuesto probamos el auténtico revuelto japonés, parecido al de aquí pero que allí incluye algas secas


Y otro snack que nos llamó mucho la atención y tuvimos que probar, los cacahuetes con pescaditos secos:



Y otra de las rarezas que allí son habituales, los pulpitos con huevo cocido por cabeza ;)



En términos generales esto fue lo que más encontramos y lo que más pudimos probar. La comida nos encantó, fue uno de los motivos que nos hizo repetir la experiencia nipona. 
En cualquier restaurante donde entres te tratan estupendamente, te ayudan a elegir, intentan explicarte si tienes alguna duda, te dan el menú en inglés si lo tienen disponible... Todo está limpio y no hay problemas a la hora de pagar. Y por supuesto te darán las gracias varias veces, arigato gozaymas, mientras acompañan sus palabras con ligeras inclinaciones ;)
Todo esto es sólo una razón más para lanzarse a visitar Japón, de verdad que merece mucho la pena.

Gracias a mi churri por cederme las fotos para esta entrada ;)
Si queréis ver más podéis hacerlo en su galería de Instagram pinchando aquí 

La semana que viene publicaré la entrada de los dulces y de las comidas por los parques temáticos japoneses.
¡Un beso!

5 comentarios:

Helena Osés Ursúa dijo...

Que maravilla Laura. Japón es uno de mis destinos pendientes sin ninguna duda, pero vamos a esperar un poquito más para que los peques crezcan y así poder ir todos. En el colegio de mis hijos además hay una fuerte comunidad japonesa (cerca de 50 niños) así que iremos en el futuro seguro. Por cierto, sabes si el trigo se usa mucho o puede ser relativamente fácil comer sin gluten?? un besote

Javier dijo...

Qué bien te lo montas, tiene que ser un viaje bien chulo, y en dos ocasiones, madre mía. Veo que has probado muchas cosas, es lógico que unas llamen más la atención que otras.

Me ha gustado mucho tu post por la cantidad de detalles que nos cuentas de tu visita

Abrazos!!

Malena González Reza dijo...

Un reportaje muy interesante y con todo detalle. No me imaginaba que la cocina japonesa fuese tan variada. Por libros se que les gusta comer un montón de platos en cada comida.
Me encantaría poder hacer este viaje.
Un besito :)

Nuria M. dijo...

Qué maravilloso poder viajar a Japón dos veces en un año!! Tengo envidia de la buena, está claro que lo has disfrutado y además has comido bien y muy variado, felicidades!!
Un besito

Noe mipasioncocinar dijo...

Wowwww yo quiero irrrr que pasada, como lo disfrutaría,genial lo de organizarte tu el viaje para poder ir dos veces , mmm me organizas uno¿?jeje, la verdad que me ha encantado el post y estoy deseando ver mucho más los dulces y las comidas de los parques tematicos,me ha encantado que en los escaparetes de los restaurentes haya una replica de los platos, que decir de las bebidas mmm agua con sabor de tomateee!!!la cocacola con stevia ya la pueden hacer aqui tambien jaja lo compraria seguro bueno ahora tomo la zero, la hamburguesa negra hasta con el queso negrooo que barbaridad jeje,vamos que me encato todo toditooo,besos

 

Blog Template by YummyLolly.com